Luxación de hombro

El hombro es la articulación del cuerpo humano con más capacidad de movimientos. Esta gran flexibilidad hace que también sea muy propenso a la luxación, una lesión habitual, sobre todo en la práctica deportiva, que puede ser dolorosa y limitar la capacidad del paciente para mover el brazo afectado.

Luxación de hombro

Luxación de hombro, ¿Qué es?

La luxación de hombro es una lesión común que ocurre cuando el hueso del brazo se sale de su posición en la articulación del hombro. Esto puede ocurrir por una lesión traumática, como una caída o un golpe fuerte en el hombro, o por un movimiento brusco del brazo. Una vez que la cabeza del hueso del brazo sale de la cavidad glenoidea, puede ser difícil volver a colocarla en su posición normal sin ayuda médica.

En algunos casos, la luxación de hombro puede estar acompañada de una fractura en el hueso del brazo o la escápula.

 

¿Qué tipos de luxación de hombro se producen?

Existen diferentes tipos de luxación de hombro, siendo la más común la luxación anterior. En esta lesión, la bola del hombro se desplaza hacia delante de la cavidad, lo que provoca una deformidad en el hombro y dolor intenso.

También existen otros tipos de luxación, como la posterior y la inferior, aunque son menos comunes.

 

Síntomas

Los síntomas de la luxación de hombro pueden variar dependiendo de la gravedad de la lesión. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor intenso en el hombro afectado, que empeora con el movimiento.
  • Incapacidad para mover el brazo afectado.
  • Deformidad en el hombro, que puede ser visible o sentirse al tacto.
  • Sensación de debilidad en el brazo afectado.
  • Hinchazón y/o hematomas en la zona del hombro.
  • Entumecimiento o hormigueo en el brazo afectado.

Es importante buscar atención médica inmediata si se experimenta alguno de estos síntomas después de una lesión en el hombro. La luxación de hombro puede provocar además daños en los tejidos circundantes y aumentar el riesgo de futuras lesiones en la articulación.

 

Causas

La luxación de hombro puede ser causada por una variedad de factores, siendo la causa más común una lesión traumática. Algunas de las situaciones que pueden provocar una luxación de hombro incluyen:

  • Caídas o golpes fuertes en el hombro.
  • Deportes de contacto, como el fútbol o el rugby.
  • Movimientos bruscos del brazo, como levantar objetos pesados o girar el brazo con fuerza.
  • Hiperlaxitud articular, que es una condición en la que las articulaciones son más flexibles de lo normal y tienen más probabilidades de desplazarse.
  • Enfermedades que debilitan los huesos, como la osteoporosis.

 

Tratamiento de la luxación de hombro

El tratamiento de la luxación de hombro depende de la gravedad de la lesión y de la edad y salud general del paciente. En general, el objetivo del tratamiento es reducir el dolor y la hinchazón, restaurar la movilidad del hombro y prevenir futuras luxaciones.

El tratamiento puede incluir:

  1. Reducción cerrada: Este procedimiento se realiza para volver a colocar la bola del hombro en su lugar normal en la cavidad de la escápula. Se puede hacer con la aplicación de anestesia local o general y la manipulación cuidadosa del hombro.
  2. Inmovilización: Después de la reducción, el brazo afectado se puede colocar en un cabestrillo o una férula para inmovilizarlo durante un período de tiempo, generalmente de una a tres semanas. Esto permite que los tejidos de la articulación se recuperen y se reduzca la inflamación.
  3. Rehabilitación: Una vez que se retira la inmovilización, se puede comenzar la rehabilitación para restaurar la fuerza y la movilidad del hombro afectado. Esto puede incluir ejercicios de fisioterapia y/o ejercicios de fortalecimiento. El objetivo de la rehabilitación es mejorar la estabilidad de la articulación del hombro y prevenir futuras luxaciones.
  4. Cirugía: Si la luxación es recurrente o si se producen daños graves en los tejidos de la articulación, se puede considerar la cirugía. En este punto, la artroscopia es una técnica quirúrgica menos invasiva que la cirugía abierta, con varios beneficios, como un menor tiempo de recuperación, menos dolor y cicatrices, y un menor riesgo de complicaciones. Después de la artroscopia para la luxación de hombro, los pacientes pueden requerir fisioterapia para ayudar a fortalecer los músculos y mejorar la movilidad de la articulación del hombro. El tiempo de recuperación varía de persona a persona, pero la mayoría puede volver a sus actividades habituales en unas pocas semanas después de la cirugía.

 

Tratamiento de luxación de hombro en Bilbao

La luxación de hombro es una lesión común que puede ser muy dolorosa y limitante en la movilidad del brazo afectado. Si se experimentan síntomas de luxación de hombro, es importante buscar atención médica inmediata para reducir el dolor y la hinchazón, restaurar la movilidad del hombro y prevenir futuras luxaciones.

La doctora Nuria Urquiza es cirujana ortopédica especializada en traumatología deportiva en el País Vasco (Bilbao). Es fundamental en este tipo de lesiones, trabajar de la mano de diferentes profesionales en múltiples disciplinas, para  buscar siempre, junto con los pacientes, un equilibrio físico y mental como parte de un todo. Una adecuada exploración física junto con una buena interpretación de las pruebas de imagen, nos garantiza una tasa de éxito muy elevada en la cirugía de la luxación recurrente de hombro.