Plasma rico en plaquetas para lesiones deportivas

Plasma rico en plaquetas para lesiones deportivas

Cuando hablamos de lesiones deportivas, uno de los tratamientos que permite una recuperación rápida y disminuye el dolor, es el plasma rico en plaquetas (PRP).

Una de las lesiones deportivas más comunes son en las rodillas, como las roturas del ligamento cruzado anterior (LCA), y este tipo de tratamiento es usado a menudo para tratarlas debido a su gran eficacia.

Pero, ¿qué es el Plasma Rico en Plaquetas (tratamiento PRP) y para qué se utiliza? En este post te lo contamos, así como en qué tipo de lesiones deportivas se aplica, sus beneficios y cuidados tras el tratamiento.

 

¿Qué es el plasma rico en plaquetas?

El plasma rico en plaquetas, o también conocido como tratamiento PRP, es una sustancia que es extraída de la sangre y aplicada en la zona lesionada. Este tratamiento se compone de plaquetas, es decir, células sanguíneas que ayudan a la coagulación de la sangre, y de factores de crecimiento, proteínas que ayudan a la regeneración de los tejidos.

Esta técnica es muy efectiva y utilizada en lesiones deportivas como roturas del ligamento cruzado anterior (LCA) o el ligamento colateral medial (LCM). Además, ha sido demostrado que alivia considerablemente el dolor y la inflamación, asociados a condiciones como la tendinitis del tríceps, la bursitis del codo o la epicondilitis lateral.

Cabe destacar que, al obtener la sangre del propio paciente, no existe riesgo de rechazo o alergias, una gran ventaja.

 

Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas

plasma rico en plaquetas

Pero, ¿cómo es realmente el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas?

Es un procedimiento bastante sencillo. La primera parte consiste en extraer una pequeña muestra de sangre del paciente y, posteriormente, se centrifuga y se extraen las plaquetas para separar los distintos componentes de la sangre. Se utilizan protocolos de entre 2000 y 5000 revoluciones por minuto en centrifugadoras específicas.

A continuación, el profesional sanitario obtiene un plasma del paciente, junto a una enorme concentración de plaquetas, 6-8 veces superior a la concentración normal que podemos encontrar en la sangre que circula en nuestro cuerpo.

Una vez extraído el Plasma Rico en Plaqueta, será inyectado en la zona tratada, que ha sido previamente limpiada y desinfectada, vía intraarticular, intramuscular, intratendinosa o subcutánea. A través de esta técnica, una hiperestimulación biológica es producida, favoreciendo la cicatrización, la regeneración y curación del tejido dañado.

El tratamiento completo suele consistir de tres infiltraciones con un intervalo de descanso de una o dos semanas entre ellas. Una vez realizada la infiltración del plasma rico en factores de crecimiento, es recomendable que el paciente guarde reposo, de 24 a 48 horas, de actividad deportiva o esfuerzos intensos. Posteriormente, podrá hacer vida normal sin ningún tipo de problema.

Es el tratamiento ideal para deportistas, ya que no es un tratamiento incluido como tal en la lista de sustancias y métodos prohibidos en el deporte de la Agencia Mundial Antidopaje. 

 

¿Cómo se aplica el Plasma Rico en Plaquetas?

El Plasma Rico en Plaquetas es aplicado mediante una inyección en la zona del tejido afectado. Se realiza con la utilización de un ecógrafo para aplicar el tratamiento  con PRP en la zona exacta, sin posibilidad de error. 

La cantidad de sesiones recomendadas dependerá del diagnóstico y del paciente. Normalmente, se suele recomendar tres sesiones, aunque a veces son necesarias más. La duración de éstas es de unos 45 minutos aproximadamente. 

Pero, la gran pregunta…¿el tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas duele? 

Dependerá de la estructura en la que se aplique, podrá generar más o menos dolor los días posteriores al tratamiento. Se aconseja realizar dos o tres sesiones de fisioterapia después de su aplicación, con el objetivo de reducir el dolor y no perder funcionalidad.

 

¿En qué tipo de lesiones deportivas se aplica este tratamiento?

Es muy importante tener en cuenta que, este tratamiento sólo debe aplicarse en lesiones sobre las cuales tenemos suficientes estudios científicos que avalan la capacidad del PRP para reparar las estructuras dañadas: tendones, ligamentos, músculos y cartílagos.

Actualmente, existe evidencia que respalda su uso para la epicondilitis lateral del codo, la artrosis de rodilla, la fascitis plantar y la tendinopatía del manguito rotador. Asimismo, también existe una moderada evidencia para tendinopatía rotuliana y artrosis de cadera. 

El Plasma Rico en Plaquetas se ha utilizado para tratar lesiones deportivas como la epicondilitis lateral, las distensiones de ligamentos y músculos, y los desgarros del manguito de los rotadores, el ligamento cruzado anterior y el tendón de Aquiles.

 

Beneficios del Plasma Rico en Plaquetas

plasma rico en plaquetas

Gracias a la aplicación de este tratamiento por PRP, se produce un efecto terapéutico en el cuerpo, se repara el tejido y se reduce el dolor y la inflamación de articulaciones y tejidos musculares, así como la mejora de su función. 

Entre los múltiples beneficios  del Plasma Rico en Plaquetas, encontramos:

-Reducción de dolor.

-Incremento de la movilidad y flexibilidad.

-Mejora del funcionamiento de las articulaciones.

-Reducción de la inflamación.

-Mejora de la calidad de vida del paciente.

-Rápida recuperación. El tratamiento acelera  la regeneración de los tejidos y esto posibilita la reincorporación a actividades diarias.

-Seguro y efectivo, sin efectos secundarios. Al proceder de la sangre del propio paciente, no presenta ningún riesgo para el mismo.

 

Cuidados tras el tratamiento del Plasma Rico en Plaquetas

Normalmente, este tratamiento suele estar complementado con rehabilitación. Es necesario conseguir un sostén biomecánico y funcional para reforzar el estímulo biológico que aportan los Factores de Crecimiento, y esto se realiza mediante sesiones de readaptación y fisioterapia, donde se trabaja para conseguir una mayor masa muscular, que ayudará en la estabilización de la articulación de los tejidos, y reducirá el dolor.  

 

Podemos concluir que, el Plasma Rico en Plaquetas o PRP, es un tratamiento de medicina regenerativa que ha tenido un gran impulso en los últimos años debido a su efectividad y beneficios.

Nuestro organismo tiene la capacidad de cicatrizar y regenerarse después de una lesión. El tratamiento con PRP permite acelerar esta capacidad regeneradora de los tejidos.

Contamos con especialistas en el tratamiento por PRP de lesiones deportivas, entre otras. Si deseas más información o concertar una cita con nosotras, clica aquí.