Cómo rehabilitarse de una torcedura de tobillo

Rehabilitación torcedura tobillo

Una torcedura de tobillo o esguince es una lesión bastante común y no  solamente puede ocurrir practicando deporte, también caminando por la calle al apoyar mal el pie o al tropezar.

Los síntomas pueden llegar a ser molestos y dolorosos, por eso la fase de rehabilitación del tobillo es muy importante. El tiempo de reposo y recuperación puede ser diferente dependiendo del caso, aun así, con el correcto tratamiento y tiempo de recuperación, se puede volver a la normalidad y el tobillo volverá a funcionar sin ningún problema.

Pero, ¿qué es realmente una torcedura de tobillo, qué síntomas se experimentan, qué tratamiento y rehabilitación se debe seguir y qué ejercicios recomendamos para una correcta recuperación?

¡A continuación te lo contamos todo!

 

¿Qué es una torcedura de tobillo?

Los ligamentos brindan estabilidad a las articulaciones evitando el movimiento excesivo. Cuando éstas son forzadas a moverse desde una posición en la que la articulación no ha sido creada, se pueden producir roturas en los ligamentos, es decir, una torcedura o esguince. 

En resumen, una torcedura de tobillo es una lesión que se produce cuando tuerces, giras o doblas el tobillo de forma extraña. Se desgarran las bandas resistentes de tejido (ligamentos)  que ayudan a mantener los huesos del tobillo unidos. 

¿En cuánto tiempo se cura una torcedura de tobillo? Dependiendo del daño causado, del grado del esguince y del dolor e inflamación inicial, el tiempo de reposo y recuperación será distinto. 

La articulación del tobillo es la que se suele esguinzar con más frecuencia en personas activas. 

 

Síntomas

torcedura de tobillo

Los síntomas más comunes cuando ocurre una torcedura de tobillo o un esguince son:

-Dolor intenso en el área lesionada.

-Hinchazón.

-Dificultad para mover o apoyar el peso en el pie lesionado.

-En algunos casos, hemorragia interna o moratones.

Aun así, cabe recalcar que los síntomas pueden variar dependiendo de la gravedad de la torcedura. Los esguinces de tobillo se clasifican en tres grados: leve, moderado y grave.

En el caso de que sea leve, los ligamentos se estiran pero no llegan a desgarrarse. En cambio, en los casos graves, los ligamentos pueden llegar a romperse por completo.

 

Tratamiento y rehabilitación: qué hacer

Para una rápida recuperación, recomendamos lo siguiente:

  • Descansar el tobillo lesionado y evitar cualquier actividad física que pueda llegar a empeorar la lesión.
  • Aplica hielo en el área lesionada durante 15-20 minutos cada 2-3 horas, ya que el frío reducirá la hinchazón y aliviará el dolor.
  • Eleva el pie lesionado sobre el nivel del corazón para disminuir la inflamación.
  • En algunos casos, será necesario el uso de vendajes o férulas para proporcionar estabilidad a la articulación y acelerar la recuperación. Será importante que un/a especialista evalúe la gravedad de la lesión para saber qué pautas seguir, de manera segura y correcta.

 

Recuperación

¿Cómo recuperarse de una torcedura de tobillo?

La recuperación de una torcedura o esguince de tobillo debe seguir unas frases de curación.

Primero se deberá tener un control de la inflamación y una limitación del dolor. La inflamación después de una lesión es normal, aun así deberá controlarse para prevenir una mala cicatrización. Como hemos mencionado anteriormente, el hielo y la utilización de arcilla roja y vinagre, así como la toma de árnica, ayuda a controlar la inflamación.

Después, entraremos en la fase de recuperación, es decir, la segunda fase del tratamiento.

 

Tratamientos

¿Cómo curar una torcedura de tobillo?

Existen distintos tratamientos dependiendo de la torcedura de tobillo y su gravedad. ¿Cuáles?

-Medicamentos. Analgésicos como el ibuprofeno, el naproxeno sódico o el paracetamol, ayudan a controlar el dolor producido por la lesión.

-Muletas. Si al caminar sientes dolor, es posible que tengas que hacer uso de muletas hasta que el dolor disminuya.

Dependiendo de la gravedad de la lesión, el médico puede recomendarte un vendaje elástico, cinta deportiva o una tobillera para estabilizar el tobillo. Asimismo, puede ser necesario colocar un yeso o bota para caminar e inmovilizar el tobillo mientras se cura.

-Terapia. Una vez que baje la inflamación y se reduzca el dolor, el médico te recomendará que empieces a hacer una serie de ejercicios para recuperar la amplitud de movimiento, fuerza, flexibilidad y estabilidad del tobillo.

duracion lesiones futbol

El médico o fisioterapeuta  te explicará el método y los ejercicios para realizarlos de manera correcta.

Si la lesión fue provocada debido a la práctica de un deporte en específico, el especialista te pedirá que realices pruebas de movimiento o actividades especiales para saber el estado del tobillo. 

El entrenamiento o ejercicios serán para mejorar el equilibrio y la estabilidad, y entrenar los músculos del tobillo. De esta forma se logrará prevenir otras posibles lesiones.

-Cirugía. En algunos casos, se realiza cirugía cuando la lesión no se cura o el tobillo sigue inestable después de un largo período de tratamiento y rehabilitación. La cirugía se realizaría para:

  • Reparar un ligamento que no se va a curar.
  • Reconstruir un ligamento con tejido de un ligamento o tendón cercano.

 

Ejercicios para la correcta recuperación de una torcedura de tobillo

Pero, ¿qué ejercicios hacer para disminuir el dolor y la inflamación?

Es importante empezar con ejercicios suaves de movilidad y fortalecimiento, ya que te ayudarán a restaurar la función y la estabilidad del tobillo.

Te recomendamos los siguientes ejercicios:

-Movimientos de la articulación del tobillo: gira suavemente el tobillo en círculos para mejorar la movilidad.

-Estiramientos del tobillo: realiza estiramientos suaves del tobillo, como flexionar los dedos del pie, y mover el pie hacia dentro y hacia fuera para mejorar la flexibilidad.

-Ejercicios de equilibrio: intenta levantarte sobre las puntas de los dedos del pie lesionado y mantén el equilibrio durante unos segundos. Repite el ejercicio varias veces, para así fortalecer los músculos estabilizadores del tobillo.

-Ejercicios de resistencia: realiza ejercicios de resistencia utilizando una banda elástica, como la flexión y extensión del pie contra la resistencia de la banda. De esta manera fortalecerás los músculos de la pierna.

Aun así, recuerda ir siempre acompañado de un especialista durante este proceso.

 

Sin duda, podrás recuperarte completamente de una torcedura de tobillo, siempre y cuando sigas las recomendaciones de un especialista, así como las pautas correctas del tratamiento y rehabilitación.

Nosotros somos especialistas en traumatología deportiva, si quieres que evaluemos tu caso, solo debes contactarnos en este link ¡y te ayudaremos!