Cómo escoger a un buen traumatólogo deportivo

Escoger a un buen traumatólogo deportivo

La traumatología es la rama de la medicina que trata las lesiones del aparato locomotor y, si eres deportista y presentas una lesión, deberás acudir a un especialista más específico: un traumatólogo deportivo, capacitado para determinar un tratamiento dependiendo del tipo de lesión de cada paciente.

Pero,  ¿qué es un traumatólogo deportivo? ¿Por qué acudir a uno y cómo escoger el mejor? ¿Cuáles son las diferencias entre un traumatólogo general y un traumatólogo deportivo?

A continuación te lo contamos.

 

¿Qué es un traumatólogo deportivo?

El traumatólogo deportivo se encarga de evaluar, diagnosticar, tratar y rehabilitar lesiones y afecciones ortopédicas producidas en la práctica deportiva, tanto en atletas, como en aficionados al deporte o personas físicamente activas.

Es un especialista en medicina del deporte que, además de tratar las lesiones deportivas, establece un tratamiento adecuado y eficaz, junto a un proceso de rehabilitación de la zona afectada, para así recuperar el mayor rendimiento funcional del aparato locomotor y volver a realizar la actividad física con normalidad.

 

Aplicaciones de la traumatología deportiva

Las lesiones deportivas pueden producirse por distintos motivos: sobrecarga, un accidente, entrenamientos inadecuados, ausencia de ejercicios de estiramiento y calentamiento, etc. 

En ocasiones, también pueden producirse por un exceso de actividad. Muchas veces, se realizan sobreesfuerzos que al final terminan siendo nefastos para los deportistas.

Entre las principales lesiones que pueden sufrir los deportistas durante la práctica de actividad física, encontramos las siguientes:

  • Roturas meniscales y del ligamento en rodillas
  • Problemas con el cartílago de las rodillas
  • Esguince de tobillo
  • Tendinitis y tendinopatías a nivel del codo
  • Luxación y tendinopatías de hombro
  • Desgarres musculares en general

 

Por qué acudir a un traumatólogo deportivo

traumatologia deportiva

Si presentas una lesión, la traumatología especializada en el deporte podrá ayudarte de manera más concreta. No solamente está enfocada en curar la lesión, sino también te ayudará a que vuelvas a tu actividad deportiva, de la mejor manera y en el menor tiempo posible.

Un traumatólogo deportivo te ayudará a mejorar tu dolencia, el rendimiento, a prevenir daños, evitar futuras lesiones y sacar el máximo partido a tus entrenamientos, mejorando tu estado de salud.

 

Diferencias entre un traumatólogo general y un traumatólogo deportivo

A diferencia de la traumatología clásica, que trata las lesiones del aparato locomotor de una forma más genérica, la traumatología deportiva se enfoca principalmente en las necesidades básicas del deportista.

El traumatólogo deportivo conoce, en profundidad, las distintas disciplinas que practican sus pacientes y está capacitado para diagnosticar y atender cualquier traumatismo que pueda sufrir el deportista. Además, se preocupa por dar un rápido diagnóstico y se enfoca en la readaptación al entrenamiento o actividad deportiva, así como en la ayuda para rendir de forma óptima en posibles competiciones.

Sin el conocimiento adecuado, es imposible tener una buena rehabilitación y volver a la rutina, sin perder condición física, peso o fuerza muscular, que es uno de los principales objetivos de esta especialidad médica.

 

Te explicamos, de forma resumida, las principales diferencias entre un traumatólogo general y un traumatólogo deportivo:

  • Traumatólogo general:

Se ocupa de una amplia gama de lesiones y condiciones musculoesqueléticas en pacientes de todas las edades.

-Trata fracturas, luxaciones, lesiones de tejidos blandos, enfermedades degenerativas, entre otros problemas relacionados con el sistema musculoesquelético.

-Realiza cirugías ortopédicas generales, como reparación de fracturas o reemplazo de articulaciones.

-Puede tratar a pacientes de cualquier nivel de actividad física, desde sedentarios hasta atletas.

  • Traumatólogo deportivo:

-Se especializa en lesiones y condiciones musculoesqueléticas relacionadas con el deporte y la actividad física.

-Tiene experiencia específica en la prevención, diagnóstico y tratamiento de lesiones deportivas, como: esguinces, desgarros musculares, tendinitis y lesiones de ligamentos.

-Trabaja en estrecha colaboración con atletas, equipos deportivos y entrenadores para optimizar el rendimiento y la recuperación.

-Puede realizar cirugías ortopédicas especializadas en atletas, como la reconstrucción de ligamentos.

En resumen, la principal diferencia se observa en la especialización y enfoque de cada uno. Mientras que un traumatólogo general trata una amplia variedad de problemas musculoesqueléticos en pacientes de todas las edades y niveles de actividad, un traumatólogo deportivo se enfoca en lesiones y afecciones específicas relacionadas con el deporte y la actividad física. 

 

Cómo escoger un buen traumatólogo deportivo

traumatologia deportiva

Para escoger un buen traumatólogo deportiva, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Referencias y recomendaciones: Las recomendaciones personales te servirán de ayuda para decidirte. Pregunta a amigos, familiares o compañeros deportivos si conocen a un buen traumatólogo deportivo.
  2. Verifica la licencia y certificaciones: Deberás asegurarte de que el traumatólogo está licenciado y tiene las certificaciones adecuadas en traumatología deportiva. Es posible consultar el registro médico de tu país para verificar esto.
  3. Experiencia y especialización: Recomendamos buscar un traumatólogo con experiencia en lesiones deportivas. Es importante que tengan un buen historial en el tratamiento de atletas y deportistas.
  4. Hospital o clínica afiliada: Averigua en qué hospital o clínica ha trabajado o trabaja el traumatólogo. Será un plus si está afiliado a una institución de buena reputación.
  5. Opiniones y reseñas: Investiga en Internet y lee reseñas y opiniones de pacientes anteriores sobre el traumatólogo. Esto te dará una idea sobre su trabajo y reputación.
  6. Comunicación y empatía: Será esencial que el traumatólogo sea comunicativo, escuche tus preocupaciones y sea empático. Una buena comunicación será clave en el tratamiento de lesiones deportivas.
  7. Trabajo en equipo: Si es posible, busca un traumatólogo que trabaje junto a fisioterapeutas, entrenadores y otros profesionales de la salud deportiva, para así ofrecerte un tratamiento integral.
  8. Consulta inicial: Agenda una consulta inicial con el traumatólogo para hablar sobre tus necesidades y evaluar su enfoque hacia tu lesión. Esto te ayudará a decidirte y determinar si te sientes cómodo con su atención.
  9. Costos y seguros: Asegúrate de saber todos los costos involucrados y si el traumatólogo acepta tu seguro médico.
  10. Confianza: Deberás sentir una buena conexión y confianza con el traumatólogo, ya que de esta forma, será más probable que tengas una experiencia positiva en el tratamiento de tus lesiones deportivas.

 

La traumatología deportiva es un factor clave en el rendimiento de los deportistas. A través de ella, el practicante de cualquier disciplina puede llegar a obtener el rendimiento máximo, sin tener que experimentar sobrecargas musculares que a futuro puedan causarle inconvenientes.

Asimismo, la traumatología deportiva es la única especialidad médica que puede garantizar que el deportista afectado, por alguna lesión vuelva a su rutina sin perder condición física, peso o tono muscular.

Tras una lesión deportiva, la rehabilitación es esencial para fortalecer el músculo y mejorar los movimientos. Nuestro equipo médico de traumatólogos deportivos está especializado en lesiones deportivas de todo tipo.

Si quieres contactar con nosotros, clica en este link ¡y te ayudaremos en todo el proceso, para la aplicación de un buen tratamiento y una óptima recuperación!